CARTELES 2016

Durante la Semana Santa de 1.976, se escenificó en Oliva por vez primera la Pasión Viviente, aunque la idea venía ya madurándose años atrás. Por una parte se quería potenciar en la Comunidad Cristiana del pueblo una vivencia más real de los acontecimientos de la Pasión del Señor que sucedieron en Jerusalén. Por otra, en el pueblo se contaba con escenarios naturales que podían hacer posible el proyecto de representar escénicamente los distintos momentos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Las tradicionales procesiones imagineras de las Semanas Santas se estaban convirtiendo en algo monótono y aburrido. Se veía pues necesario que el pueblo participase en algo tan importante como lo que la Iglesia celebra en estos días.

El Cura Párroco D. José Ramos Capilla y un grupo de jóvenes y adultos, entusiasmados por la idea, se lanzaron a preparar unos guiones sacados literalmente de los evangelios y a preparar unos escenarios que ambientasen históricamente los hechos de la Pasión. Con la colaboración de profesores de E.G.B., y universitarios, electricistas, peluqueros, carpinteros, técnicos de sonido, albañiles, agricultores, funcionarios y personas de todas las clases sociales, se consiguió en 1.976 poner en escena la primera representación que animó al pueblo a seguir adelante con el proyecto. Y en la Pasión Viviente se empezó a encontrar, por el dramatismo de sus escenas, una mayor viveza y participación popular. Actualmente más de 500 personas participan activamente en el drama doloroso de la Pasión de Cristo.

A partir de ahí se constituyó la "Agrupación Local de la Pasión Viviente", inspirada en los sentimientos religiosos del pueblo de Oliva, en estrecha comunicación con la Parroquia, a la que consideran como su centro espiritual.

En Abril de 1.997 se escenificó su vigésima segunda edición, sin interrupción, desde su inicio. En el transcurso de la representación de este año, se dio a conocer el acuerdo de la Consejería de Medio Ambiente, Urbanismo y Turismo de la Junta de Extremadura declarando Fiesta de Interés Turístico a la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera.
Pasión Viviente olivera; extraordinaria celebración del Misterio nuclear de la Fe, que Oliva de la Frontera conmemora año tras año, transformando el pueblo en un inmenso templo, para rememorar los hechos acontecidos en Jerusalén hace casi dos mil años. Este año se cumple ya su vigésima cuarta edición desde la primera escenificación de la Pasión Viviente. Y es también el primero que el pueblo no cuenta con la presencia física del que fue el principal artífice de la misma: Pues no podemos olvidar y dejarlo perder en el remolino del tiempo, que fue nuestro anterior párroco, D. JOSÉ RAMOS CAPILLA (q.e.p.d.) quien en 1976 convenció al pueblo de la necesidad de vivir y revivir con mayor autenticidad el Drama doloroso de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Con la colaboración de todos los oliveros, sus esfuerzos, tanto personal como económico, y su gran entusiasmo, nunca decaído, se ha conseguido una Semana Santa muy peculiar, con matices únicos y particulares, que han calado muy hondo en nuestros corazones, despertando al mismo tiempo la atención de cuantos nos visitan por su relevante importancia y realismo, viendo en ella un exponente máximo e inequívoco del sentimiento religioso del pueblo de Oliva.

La idea de su escenificación, sin precedente de ninguna clase, la venía madurando D. José ocho años atrás: Se fijó en un "Descendimiento" que se venía realizando el Viernes Santo con el Cristo articulado de nuestra Parroquia, que introducían en la Santa Urna de cristal, con aquellos sentidos y emotivos pregones del recordado don Carlos Lima y, pensando, sin duda, en los escenarios naturales de nuestro pueblo, hasta que por fin en 1976 fue representada por vez primera con guiones literales de los Evangelios. La Pasión Viviente empezó a encontrar, por el realismo de sus hechos y el dramatismo de sus escenas, una mayor vivencia y participación popular.

Desde entonces y hasta hoy, se han ampliado y perfeccionado las escenas, los escenarios, el sonido, la iluminación y la interpretación de los personajes, hasta conseguir que la Junta de Extremadura, (Marzo 1997), la declare, con justicia, Fiesta de Interés Turístico.

Por todo ello, la Asociación Cultural "Agrupación Local de la Pasión Viviente" quiere mostrar su profundo agradecimiento, con este recuerdo especial hacia nuestro siempre querido párroco D. JOSÉ RAMOS CAPILLA, y rendirle este homenaje, realizando la representación viviente de 1999 en su memoria, en la seguridad de que si este año el pueblo no cuenta ya con su presencia física, su espíritu está y estará siempre con todos nosotros. Desde estas páginas elevamos una sentida plegaria hacia Dios.

Felipe Vellarino Luna
Cuando los cristianos celebramos todos los años el Triduo Pascual, Oliva de la Frontera -desde el año 1976- representa por las calles y plazas, con todo su dramatismo, el relato estremecedor de la Pasión del Señor. En la memorable noche del Jueves Santo y en la mañana del Viernes la Pasión Viviente nos hace revivir, como en una catequesis plástica, las últimas horas de Jesús en la ciudad santa de Jerusalén.

El pórtico de la Parroquia, la plaza de la Fuente, la fachada del Ayuntamiento, el atrio del Santuario son verdaderos escenarios naturales para escenificar y para enmarcar el Cenáculo, el Pretorio de Pilato, el Huerto de los Olivos, el palacio de Caifás y el Calvario. Y además, el Paseo de las Palmeras convertido en un viejo mercado de la época, la Avda. Virgen de Gracia transformada en la Vía Dolorosa, los actores, el "pueblo", etc. hacen que Oliva sea -en esos días-un pequeño retrato de la antigua Jerusalén, donde Jesús murió y resucitó hace 2000 años.

En Semana Santa la vida de nuestro pueblo gira en torno a Cristo. Aún aquellos a los que no les importa, se verán afectados por nuestras manifestaciones públicas de fe: guardan silencio al pasar una procesión y escuchan con respeto los textos evangélicos de la Pasión.

Porque la Semana Santa la podemos vivir como turistas y espectadores o como cristianos. Es decir, como los que sólo ven desde fuera las procesiones y representaciones, apreciando el arte de las escenas y la belleza de los pasos. Pero también la podemos vivir como cristianos sencillos, que expresan su fe a través de una vida coherente, de una oración comprometida y de una activa participación en las celebraciones de la Iglesia.

Yo quiero vivirla como cristiano y me gustaría que así lo viviera todo el pueblo de Oliva. No se trata de hacer muchas cosas, sino de revivir el camino de Jesucristo, un camino que es ahora el nuestro. Para ello necesitamos ahondar en la realidad de estos hechos de ayer y de hoy. Y sería también importante que lo que representamos lo creamos y lo que celebramos lo vivamos.

Celebramos que Jesús vivió y luchó con amor generoso hasta la muerte. Y que así consiguió realizar aquello que había predicado y anunciado: abrir un camino de vida para todos los hombres y mujeres. Ahora nosotros, sus seguidores, al celebrar la Pascua de Jesús, proclamamos que queremos seguir su camino de amor, de verdad, de esperanza. Para los cristianos, la Semana Santa es la celebración, por la liturgia, de los grandes acontecimientos dela pasión, muerte y resurrección del Señor.

Estos días son como un camino que hacemos siguiendo a Jesús, un camino de muerte y de vida, un camino que no termina en la Cruz sino en la celebración gozosa de Jesucristo Resucitado. Yo quiero recorrer este camino y vivir el Triduo Santo como un Jueves de despedida y de entrega agradeciendo la Eucaristía, un Viernes de amor y de muerte contemplando la Cruz y una noche de Sábado en la Vigilia Pascual participando en la gran fiesta de la Resurrección.

En el trascurso de los años de vida de la Pasión Viviente han cambiado personas, se han sucedido actores, se han renovado también los guiones, escenarios, vestuarios, iluminación, megafonía. Pero cada año tiene que renovarse sobre todo la ilusión para seguir adelante.

Y quiero terminar estas líneas recordando los primero párrafos de los Estatutos: "La "Pasión Viviente" es una Agrupación Local independiente, inspirada en los sentimientos religiosos de Oliva y en estrecha comunión con la Parroquia a la que considera como su centro espiritual. Tiene como fin representar escénicamente, durante los días de la Semana Santa, los distintos pasos de la Pasión y Muerte del Señor, según la narración de los Evangelios y la Tradición de la Iglesia".

Juan Mª Suárez Gallardo
Párroco
Introduce el año:
Vídeos sobre nuestra Pasión Viviente. ¡ Envíanos el tuyo !
 
Agrupación local
A la memoria de don José
Vivir la Semana Santa
¿Cuándo cae la Semana Santa?
Blog de la Pasión
Vídeos sobre nuestra Pasión
Carteles
Entrada en Jerusalén
Última Cena
Oración en el Huerto
Juicio ante Caifás
Proceso ante Pilato
Proceso ante Herodes
Camino del Calvario
Crucifixión y Muerte
Entrada en Jerusalén
Última Cena
Oración en el Huerto
Juicio ante Caifás
Proceso ante Pilato
Proceso ante Herodes
Camino del Calvario
Crucifixión y Muerte
Así la ven nuestros niños
Presentación
Fotografías
Carteles
Nombre:
E-mail:
Foto 1:
Foto 2:
Foto 3:
Foto 4:
Foto 5:
Si quieres comentar algo, hazlo aquí:

Todo sobre nuestra tradicional Pasión Viviente.
Historia, escenificaciones, fotografías, vídeos, programa de actos.
Y como no podía ser menos la Pasión Viviente Infantil, las nuevas promesas ponen sus primeras piedras.
¡ Vívela !, colabora con ella. Ellas y ellos se lo merecen.
responsable:
Oliva de la Frontera (Badajoz) Extremadura